Tu Vejiga | Drogueria Luma S.A.
Droguería LUMA S.A.

Un buen inicio es la clave del éxito

Subir

Un buen inicio es la clave del éxito

Es importante tener un buen inicio con el cateterismo intermitente limpio (CIL), tanto por razones físicas como psicológicas.
Además de encontrar una sonda segura, discreta y fácil de manejar, resulta imprescindible contar con un buen apoyo.
Cada persona tiene unas condiciones únicas, de manera que no existe un único modo de aprender a realizar el cateterismo. Algunas personas pueden experimentar una sensación de incomodidad cuando comienzan. Pero no te preocupes: la mayoría supera esa sensación después de probarlo unas cuantas veces.
Si quieres conocer todos los detalles sobre el autocateterismo, el funcionamiento del cuerpo humano, así como algunos consejos y trucos, aquí encontrarás las respuestas.

El autosondaje

Subir

El autosondaje

El autosondaje o Sondaje Intermitente Limpio (SIL) es la siguiente mejor manera de orinar ya que imita la forma natural de expulsar la orina. En esta sección podrás ver documentos e instrucciones sobre este método. Si quieres saberlo todo sobre el autosondaje y cómo funciona el cuerpo, ¡estás en el lugar idóneo!

Introducción al cateterismo intermitente limpio (CIL)

Subir

Introducción al cateterismo intermitente limpio (CIL)

El autosondaje o el cateterismo intermitente limpio (CIL) es el mejor método alternativo para orinar y el que mejor imita el modo natural de orinar. En esta sección podrás ver el vídeo "Cateterismo intermitente limpio para principiantes" (aprox. 40 min), descargar instrucciones sobre el autosondaje y mucho más. Si deseas conocer todos los detalles sobre el autosondaje y el funcionamiento del cuerpo humano, aquí encontrarás las respuestas.

Controla tu vida con el cateterismo intermitente limpio (CIL)

Subir

Controla tu vida con el cateterismo intermitente limpio (CIL)

Los problemas de vejiga, con independencia de su gravedad, pueden restar normalidad y confianza a nuestra vida diaria. El cateterismo puede ayudarnos de muchas maneras diferentes. El uso de sondas te permite vaciar la vejiga en diferentes momentos del día como una forma natural de orinar.
Esto significa que podrás seguir la rutina normal de la vida diaria, algo que es mucho más importante de lo que parece. Con una buena sonda de un solo uso podrás sondarte de forma rápida, cómoda y con total discreción. Nadie tiene por qué saberlo excepto tú. El cateterismo también te permitirá vaciar totalmente la vejiga, con lo que el riesgo de pérdidas de orina es mínimo. Mucha gente con problemas de vejiga no se atreve a salir ante la posibilidad de que estas pérdidas resulten visibles.
El autocateterismo puede ser parte de la solución. Además, es obvio que el vaciado completo también representa una mejora clínica para tu salud. Otro aspecto importante de las sondas de un solo uso es su efecto positivo en tu vida sexual. El simple hecho de aliviar tus trastornos urinarios aumenta la posibilidad de que mejore tu sexualidad en todos los sentidos. Las sondas de un solo uso también proporcionan un medio para que te liberes del obstáculo y la preocupación que suponen los dispositivos permanentes.


Mejora tu calidad de vida con el sondaje intermitente limpio (SIL)

Si tienes suficiente control físico para manejar una sonda, el autocateterismo es una forma segura y cómoda de vaciar tu vejiga con independencia de tu patología. El objetivo del cateterismo es mejorar tu calidad de vida, al facilitarte un mejor control de tu vejiga y, al mismo tiempo, prevenir daños y complicaciones renales, como la orina residual y las infecciones del tracto urinario (ITU).

El cateterismo intermitente ofrece numerosas ventajas:
   ✔ Es un procedimiento fácil y seguro y, aunque al principio puede resultar algo extraño, no es doloroso.
   ✔ Vacía la vejiga totalmente, evitando el reflujo de la orina que podría dañar los riñones.
   ✔ Evita la orina residual, reduciendo el riesgo de infecciones del tracto urinario.
   ✔ Como la vejiga se vacía totalmente, no hay riesgos de pérdidas de orina. Controlas cuándo y cómo vacías tu vejiga.
   ✔ Podría ayudarte a tener un sueño nocturno sin interrupciones.
   ✔ Te acostumbras a él con bastante facilidad, por lo que acaba pareciéndose a la micción normal.
   ✔ ¡Mejora tu calidad de vida! No tienes que preocuparte de pérdidas que te avergüencen ni de cómo te manejarás fuera de casa.

¿Cuál es la mejor sonda para mí?

Subir

¿Cuál es la mejor sonda para mí?

Si eres principiante en la técnica del sondaje debes saber qué sonda es la que más te conviene. Al empezar con el autosondaje intermitente limpio (SIL) la mayoría de personas deben ajustar al principio sus rutinas diarias al nuevo tratamiento. El SIL se convierte en parte de tu vida diaria y la sonda que utilices debe ajustarse a ella y hacer que su uso resulte lo más sencillo y cómodo posible. La sonda debe amoldarse a tus necesidades y no al contrario. Esto facilitará en gran medida el proceso de integración de autosondaje en tu vida.
¿Tienes dudas? Prepárate unas cuantas preguntas para cuando vayas a elegir una sonda, tu médico o enfermeda de urología te responderá a todas ellas y te ayudarán a escoger la que mejor encaje con tu ritmo de vida. Aquí te dejamos una lista con la información más importante que te gustaría saber a la hora de plantearles las dudas que tengas.

Tamaños
La longitud del tubo (cm) es importante para el manejo de la sonda y el completo vaciado de la vejiga, así evitarás posibles infecciones. Pregúntale a tu médico o enfermera cuál es la largura que mejor se ajusta a tu fisionomía. Así mismo no olvides pedirles que te muestren diferentes tipos de ancho de tubo (CH/FR) para un vaciado óptimo y seguro.

Higiene
Algunas sondas tienen un conector práctico para un buen agarre y mejor control que permite la técnica “sin tocar” y así minimizar las contaminaciones de bacterias.

Necesidades para cada estilo de vida
No todos los cuerpos son iguales, y ningún estilo de vida se parece a otro por lo que será la sonda la que se adapte a tu día a día. Lo que realmente nos importa en Wellspect es que podamos encajar en tu modo de vida. Plantéate un momento cómo es un día cualquiera: a qué hora te levantas, trabajas, vas en transporte público, haces deporte, vas a clase, tienes hijos... Pregúntales a tu médico o enfermera cómo puedes conseguir una sonda a tu medida, te proponemos estas dudas: ¿Esta sonda se integrará en mi modo de vida? ¿Es lo suficientemente discreta? ¿Puedo doblarla y llevarla en un bolsillo? ¿Está preparada para que se pueda colgar? ¿Dispone de todo lo necesario: agua, bolsa de recogida, conector práctico… ?

Seguridad
En Wellspect nos importa la seguridad demostrada a largo plazo. Plantéale a tu médico o enfermera cuestiones sobre este asunto, pídeles que te faciliten consejos y ayuda para minimizar los riesgos asociados al sondaje intermitente.

Tómate un par de minutos para ver nuestros vídeos y conocer los detalles necesarios para la elección de una sonda segura, cómoda y que se adapte a tu estilo de vida.


Guía rápida de los distintos tipos de sondas

A menos que tengas que empezar a usar sondas, lo más probable es que no sepas mucho acerca de ellas. Y sabemos que al principio puede dar miedo, o parecer difícil e intimidante, pero en cuanto domines la técnica, se convertirá en un hábito como cualquier otra rutina diaria.

Empieza familiarizándote con los conceptos y los términos básicos.

¿Qué es una sonda?
Una sonda es un tubo fino con frecuencia fabricado con un material plástico blando que se puede insertar en el cuerpo. Las sondas se consideran dispositivos médicos y las prescriben los médicos.

¿Por qué se necesita?
Una sonda urinaria se usa para vaciar la vejiga cuando esta no puede vaciarse de forma normal. Este proceso se denomina cateterismo, o sondaje, y puede ser necesario tras una cirugía o durante una hospitalización.

Muchas personas lo utilizan a diario y forma parte de su rutina diaria porque sufren una disfunción vesical a causa de otro diagnóstico, como una lesión en la médula espinal, espina bífida, esclerosis múltiple (EM), enfermedad de Parkinson, diabetes, derrame cerebral o incontinencia.


Distintos tipos de sondas urinarias

Existen distintos tipos de sondas urinarias.

Sonda permanente
Una sonda permanente es aquella que permanece dentro del cuerpo durante un periodo de tiempo mayor. Existen dos tipos de sondas permanentes: la sonda permanente uretral que se inserta a través de la uretra a la vejiga. Y la sonda permanente suprapúbica, que se inserta a través del estómago directamente a la vejiga.
La inserción de estas sondas la realizan profesionales sanitarios y se dejan dentro del cuerpo durante el tiempo que sea necesario. Cuando se usan a largo plazo, normalmente se cambian cada 1 o 2 meses.

Sondas de uso intermitente
Una sonda de uno intermitente se inserta en la uretra a demanda para vaciar la vejiga y se quita inmediatamente después. Los usuarios aprenden a insertarse la sonda por sí mismos y se trata de una técnica sencilla que puede realizar la mayoría de personas.
Incluso los niños de siete u ocho años pueden aprender a insertarse sondas y las personas con una función manual reducida también pueden hacerlo mediante material de ayuda.
El cateterismo se realiza aproximadamente con el mismo intervalo con el que normalmente iría al servicio, entre 4 y 6 veces al día.


Los profesionales sanitarios te ayudarán a escoger la sonda que más de adapte a ti. Consúltales y pídeles que te muestren cómo podrás adaptar el sondaje intermitente a tu día a día.


Sondas no hidrofílicas frente a sondas hidrofílicas

Existen dos tipos principales de sondas vesicales intermitentes: sondas no hidrofílicas, que son sondas sin recubrimiento, y sondas hidrofílicas, que están recubiertas con una superficie resbaladiza para facilitar la inserción y la extracción.

¿Qué sonda utilizar?
El cateterismo intermitente (CI) es el método de preferencia para vaciar la vejiga cuando no puedes orinar de forma natural. Es seguro a corto, medio y largo plazo y reduce al mínimo los riesgos habituales, como infecciones del tracto urinario (ITU), estenosis, complicaciones de cálculos en la vejiga y deterioro del tracto urinario superior.
El cateterismo intermitente es lo más parecido a la micción natural y aporta al usuario control y libertad. Con el cateterismo intermitente, las personas que lo usan a corto plazo pueden recuperarse más rápido y volver antes a la micción normal (vaciado de la vejiga) después de una cirugía.
Entre los distintos tipos de sondas intermitentes, las pruebas demuestran que las sondas hidrofílicas de un solo uso son las mejores para reducir el riesgo de sufrir complicaciones.


¿Cuál es la mejor sonda para mí?

Si eres principiante en la técnica del cateterismo, debes saber qué sonda es la que más te conviene. Al empezar con el autocateterismo intermitente limpio (CIL), la mayoría de las personas deben ajustar sus hábitos diarios al nuevo tratamiento. El CIL se convierte en parte de tu vida diaria y la sonda que utilices debe ajustarse a ella y hacer que su uso resulte lo más sencillo y cómodo posible. La sonda debe ajustarse a tus necesidades y no al contrario. Esto facilitará en gran medida el proceso de integración del CIL a tu vida.
Cuando vayas a elegir una sonda para el autocateterismo, puede que desees prepararte con una serie de preguntas que puedes plantear a tu enfermera antes de llegar a la clínica.
Tómate un par de minutos para ver nuestros vídeos a continuación y conocer los detalles necesarios para la elección de una sonda segura, cómoda y que se adapte a tu estilo de vida.

Los retos más habituales

Subir

Los retos más habituales

Es posible que te sientas incómodo al empezar al utilizar el sondaje. Pero no te preocupes.
La mayoría de personas superan esa sensación tan pronto como lo prueban varias veces y se dan cuenta de que no es doloroso.
Cada persona tiene unas circunstancias distintas y no existe un solo método de aprendizaje para realizar el sondaje intermitente limpio (SIL) del mejor modo posible. No obstante, a continuación te indicamos algunos consejos y trucos que te ayudarán a hacer este proceso lo más sencillo y natural posible.


Dificultades en la inserción
Es posible que los hombres experimenten dificultades al insertar la sonda a través de los músculos tensos del esfínter o una vez pasada la próstata.
Consejos: intenta relajarte, respira profundamente varias veces y tose ligeramente al insertar la sonda. También puedes probar a girar la sonda un poco para que se introduzca. Además, existen sondas con punta cónica, que pueden simplificar la inserción. ¡La práctica es la clave del éxito!

Encontrar el punto de inserción adecuado
Es posible que las mujeres tengan dificultades a la hora de encontrar la uretra, ya que es difícil de identificar desde arriba.
Consejo: pide a tu enfermera o a la persona que te esté enseñando que te muestre cómo hacerlo hasta que te sientas cómodas. También pueden ayudarte objetos como un espejo o elementos de ayuda para mantener las piernas abiertas y simplificar así el procedimiento.

Dificultades en la extracción
Las sondas que se utilizan con gel u otros lubricantes se deslizan durante la inserción, pero pueden perder su capacidad de deslizamiento en la extracción. Si estás empezando a utilizar sondas o tienes una función manual limitada, puede que tardes bastante tiempo en vaciar la vejiga y existe el riesgo de que la sonda se seque antes del momento de retirarla.

Vaciado de la vejiga fuera de casa
Algunas personas se sienten incómodas al tener que vaciar la vejiga en casa de un amigo o en un baño público. Sencillamente no quieren que los demás sepan qué pasa en el baño. Consejos: utiliza una sonda que puedas doblar y tenga un tamaño reducido y discreto. Lleva siempre una bolsa de plástico pequeña para desechar la sonda usada si no quieres tirarla en una papelera pública o en casa de un amigo. También existen sondas cuyo envase está diseñado para desechar la sonda usada y poder llevártela para tirarla cuando vuelvas a casa.
En breve serás todo un experto en sondaje intermitente limpio y el tiempo que pasas en el cuarto de baño dejará de ser un problema.

Función manual limitada
Si tienes una función manual limitada, puede que te resulte difícil manejar la sonda.
Consejos: pide una sonda que sea fácil de manejar.
Algunas marcas ofrecen envases inteligentes con cintas adhesivas para poder colgarlos u otro tipo de ayudas. Pide consejo a tu enfermera o a la persona que te esté enseñando o llámanos para cualquier consulta que tengas

Encuentra tu rutina para vaciar la vejiga

Subir

Encuentra tu rutina para vaciar la vejiga

Todo el mundo tiene que vaciar la vejiga ya que es parte de la vida diaria de las personas. El autosondaje, o sondaje intermitente limpio (SIL), es el mejor método alternativo para orinar y el que imita mejor el modo natural de vaciar la vejiga.
Si los profesionales sanitarios te han dicho que debes autosondarte será, probablemente, porque tu vejiga no se vacía del todo o nada en absoluto. Independientemente de la causa, encontrar una rutina adecuada te ayudará en tu vida diaria y en la correcta realización del sondaje. Si has estado hospitalizado durante un tiempo no siempre es necesario que sigas las rutinas de sondaje del hospital. Pero si deseas crear tus propias rutinas consulta siempre a un doctor o enfermera, ellos están para ayudarte.

Todo el mundo tiene que vaciar la vejiga ya que es parte de la vida diaria de las personas. El autosondaje, o sondaje intermitente limpio (SIL), es el mejor método alternativo para orinar y el que imita mejor el modo natural de vaciar la vejiga.
Si los profesionales sanitarios te han dicho que debes autosondarte será, probablemente, porque tu vejiga no se vacía del todo o nada en absoluto. Independientemente de la causa, encontrar una rutina adecuada te ayudará en tu vida diaria y en la correcta realización del sondaje. Si has estado hospitalizado durante un tiempo no siempre es necesario que sigas las rutinas de sondaje del hospital. Pero si deseas crear tus propias rutinas consulta siempre a un doctor o enfermera, ellos están para ayudarte.
La frecuencia del sondaje varía en función de la indicación, el tamaño de la vejiga y el consumo de líquidos. Probablemente el profesional sanitario que te trate te dará una serie de recomendaciones. No obstante, es importante que pruebes, que aprendas a escuchar tu cuerpo y que no esperes demasiado tiempo entre los sondajes. La vejiga no debe estar demasiado llena, siempre es mejor vaciarla varias veces en lugar de una sola vez con menos frecuencia.
Sigue las instrucciones que has recibido para preparar y realizar el autosondaje. Además, dedica un tiempo a estudiar las instrucciones de la sonda. Al final del autosondaje asegúrate de que la vejiga se ha vaciado totalmente: retira la sonda lentamente y detente si vuelve a salir más orina.
Si tienes dificultad a la hora de realizar el sondaje existen accesorios complementarios que simplifican el procedimiento. Pregunta a tu médico o enfermera cuáles se encuentran disponibles en el mercado. Con paciencia y tiempo encontrarás la manera más cómoda de sondarte.

Preguntas frecuentes

Subir

Preguntas frecuentes

Probablemente padeces una enfermedad o una lesión que afecta a tu capacidad de vaciar la vejiga. El sondaje intermitente limpio (SIL) es el segundo mejor modo de evacuar la vejiga, después, evidentemente, de la manera natural de orinar.
Este método también se denomina autocateterismo - autosondaje - intermitente limpio (AIL o SIL).
Las sondas son dispositivos médicos y requieren la prescripción del profesional sanitario que le trate. Las normas varían en función del país, por lo que deberás consultar la versión de este sitio web correspondiente a tu país para obtener más información.
También puedes solicitar muestras de nuestras sondas escribiéndonos un mensaje.
No, las sondas intermitentes estériles son de un solo uso. Tras utilizarlas están contaminadas con bacterias y si se reutilizan aumenta el riesgo de sufrir infecciones del tracto urinario.
No debería doler, aunque puede que sientas algo de incomodidad al principio, una sensación que irá bajando de intensidad una vez que hayas practicado el Sondaje Intermitente limpio (SIL) durante un tiempo.
El SIL te puede resultar un tanto complicado al principio, pero cuando lo hayas probado varias veces, se convertirá en algo natural en tu vida. Muchos usuarios lo describen como una rutina más que añadir al día, como lavarse los dientes. Hay muchos trucos y consejos para facilitar el manejo, la inserción y la retirada.
Se suele tener esta percepción durante las fases iniciales de aprendizaje. Sin embargo, con la práctica y al ir ganando en seguridad, el tiempo necesario se puede reducir en gran medida y el usuario con experiencia no necesitará mucho más tiempo del que se tarda en orinar de forma natural.
El Sondaje Intermitente Limpio se realiza aproximadamente con el mismo intervalo con el que normalmente irías al baño, entre 4 y 6 veces al día.
Muchos usuarios de sondas temen realizar viajes largos, sobre todo en avión, ya que en algún momento tendrán que vaciar la vejiga y el espacio es limitado tanto en la cabina como en el cuarto de baño.
Habla con tu médico sobre cómo adaptar el Sondaje Intermitente Limpio (SIL) a tu viaje, ya que existen diversos modos de realizar vuelos sin problemas. Uno de ellos es conectar una bolsa de orina a la sonda y utilizar una manta para cubrirse el regazo. Existen productos idóneos para ello. La orina se recogerá en una bolsa de plástico que puede desechar tu acompañante o bien un miembro de la tripulación.
Además, recuerda llevar la cantidad de sondas que necesites durante el viaje, ya que puede resultar complicado conseguir sondas nuevas si viajas al extranjero. Asegúrate de disponer de sondas suficientes en el equipaje de mano, por si se pierde o tarda en llegar tu maleta. Descubre más información sobre cómo viajar con sondas.